De pequeño mi madre me obligaba a comer pescado, quien me iba a decir a mi que un día tendríamos una empresa y juntos cocinaríamos para todo el mundo. Comenssana nace de un sueño en común, de un sueño en el que madre e hijo cambian el mundo, revolucionan un sector y ayudan a la gente a vivir más felices, con el tiempo a este sueño se han ido sumando Manu, Milton, Nara, Manuel y María y entre todos hoy hacemos de este mundo un poquito mejor, poniendo nuestro granito de arena ofreciendo comida casera y saludable.